Contextos Estructurales y Exclusión Social en los colectivos minoritarios con problemas de adicciones: Análisis de factores personales y sociales

Antonio Jesús Molina Fernández, Javier González Riera, Francisco José Montero Bancalero. Grupo DAIRG: Drugs & Addictions International Research Group.
Nota: El presente trabajo de investigación fue seleccionado para la Fase Final del Certamen Hispano-Venezolano Premio de Investigación Pastor Delgado Hernández sobre Derechos Humanos y presentado en la 2010 NHSN Conference de New Orleans (LA, USA)

I. Introducción: de la exclusión a la integración.
La Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada y proclamada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 recoge entre otros los siguientes artículos:
Artículo 1. Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.
Artículo 2. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.
Artículo 7. Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.
Artículo 22. Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Descargar artículo completo